Importancia de los descansos en la jornada laboral

descansos jornada laboral

Los descansos son la pausa o el momento de reposo, que se realiza en el trabajo o en cualquier actividad rutinaria. Es muy importante ya que ayuda a recuperar el cuerpo y la mente, aliviándonos de la fatiga y el cansancio. El hecho de no reposar adecuadamente puede ocasionar:

  • Falta de concentración.
  • Cansancio.
  • Fatiga.
  • Dolor de cabeza.
  • Estrés severo.
  • Entre otros.

Qué son los descansos en la jornada de trabajo

A todo ser humano se le dificulta trabajar ocho horas continuas. Cuando hablamos de este tipo de pausas laborales, nos referimos a aquellas que se hacen en el lugar donde trabajamos. Cada cierto tiempo es necesario hacer altos en la actividad que se está realizando.

Podríamos decir que estos son descansos informales que tomamos dentro del horario laboral para recuperarnos y poder trabajar eficazmente.

No hay que pensar que estos breaks son como queramos, ya que puede mal entenderse y afectar nuestra productividad. De hecho, no se trata de tomar tiempos largos de pausa de nuestra labor. Más bien se deben tomar solo unos cuantos minutos que nos permitan relajarnos y devolvernos la frescura y comodidad para retomar la actividad que realicemos. Esto a modo de favorecer a un mejor desempeño.

 

Por qué debemos tomarlos

 

La importancia de realizar la recuperación durante la jornada laboral se debe principalmente a que permite:

  • Liberar estrés y apartarnos por un momento de los factores que nos generan tensión.
  • Prevenir enfermedades cardiovasculares y otros problemas crónicos de salud.
  • Mejorar las relaciones con los compañeros de trabajo.
  • Aumentar la productividad en nuestro empleo.
  • Reducir y prevenir la acumulación de agotamiento.
  • Restaurar nuestros recursos y energías.

 

Cómo equilibrar el trabajo con el descanso

Es importante llevar en completo equilibrio estos dos factores. El tiempo que dediquemos al descanso, ayudará a evitar la fatiga. Por lo que se recomienda tomar un período de recuperación de  10 minutos por cada hora de trabajo cumplidas.

Si trabajamos en una oficina, sentados frente a un computador, es importante pararse de la silla cada cuanto y caminar. También podemos realizar ejercicios de estiramiento que nos permitan evitar tensiones en la espalda y descansar la vista.

Pero si nuestro trabajo requiere actividad física. Por esto debemos tomar pausas que permitan relajar el cuerpo y mantenernos hidratados para no afectar el rendimiento.

 

Qué actividades puedo realizar

En tus minutos de relajación puedes:

  • Caminar unos minutos.
  • Tomar agua o café con algún compañero de trabajo. Esto te permitirá socializar y despejar tu mente.
  • Cerrar los ojos mientras escuchas una canción relajante.
  • Tomar un tiempo para leer alguna información que no tenga nada que ver con el trabajo.
  • Realizar ejercicios para descansar la vista.
  • Hacer ejercicios para fortalecer y mejorar nuestra postura.

En ciertas ocasiones, el supervisor puede llegar a pensar que estamos abusando de la jornada si nos tomamos algunos minutos. Lo cual resultaría ser un grave error.

Cuando se presente el caso aprovecha el momento, pero a la vez no generes incomodidades. Trata de integrarlo a dichas actividades para que se sienta mejor. Háblale de lo importante que es para incrementar la productividad y el buen ánimo.